La segunda nota de MONK

La segunda nota de MONK

La segunda nota de MONK

Textos simulados: su función como texto de relleno o como herramienta para comparar el efecto visual de diferentes tipos de letra

Los textos simulados son aquellos textos que, en ausencia de un texto definitivo, sirven como sustituto de futuros contenidos en la producción de maquetas para publicaciones o sitios web. También son llamados textos dummy, ficticios o de relleno. A parte de ser utilzados dentro del sector de la imprenta y del grafismo, algunos compositores de canciones también utilizan textos simulados al componer melodías, cantando estos textos antes de escribir las letras de la canción. Ya en el siglo XVI, los tipógrafos solían usar textos simulados.

La utilidad de un contenido sin sentido

Los textos simulados son también utilizados para comparar variedades tipográficas y para trabajos de maquetación y diseño. El contenido de la mayor parte de estos textos carece de sentido. Debido a su uso difundido como texto de relleno para trabajos de diseño, la ininteligibilidad resulta de gran importancia, ya que la percepción humana puede reconocer ciertos esquemas y repeticiones en textos. Si la repartición de las letras y la longitud de las “palabras” son arbitrarias, la atención del lector quedará fijada en la apreciación del efecto visual y la legibilidad de diferentes caracteres (tipografía), así como en la distribución del texto en la página (maquetación o área tipográfica). Por ello, los textos simulados están compuestos a menudo por una secuencia más o menos arbitraria de palabras o sílabas. Esto evita que los esquemas de repetición puedan turbar la impresión visual general y facilita la comparación de distintos tipos de caracteres. Por otra parte, supone una ventaja que el texto simulado sea relativamente realista, de modo que la maqueta corresponda con el producto final y la futura publicación no sufra cambios.